“El fútbol está en un estado calamitoso”, redobla otra fuente del sector bajo condición de no revelar su identidad. La principal particularidad del club es que se accedía por invitación: al acabar la temporada regular, algunos de los jugadores más destacados recibían una invitación para formar parte del Barbarian y hacer un tour, de tal modo que era una especie de combinado de estrellas.